Idiotas


Dice Fernando Savater en su libro “Política para amador” que: “Los antiguos griegos (tipos listos y valientes por los que ya sabes que tengo especial devoción), a quien no se metía en política le llamaron idiotés; una palabra que significaba persona aislada, sin nada que ofrecer a los demás, obsesionada por las pequeñeces de su casa y manipulada a fin de cuentas por todos. De ese «idiotés» griego deriva nuestro idiota actual…” y que “la única obligación moral que tenemos es no ser imbéciles, con las variadas formas de imbecilidad que pueden estropearnos la vida y de las que allí hablamos.”

Comentario sacado del recomendabilisísisisisisimo enlace siguiente sobre la huelga de controladores, manipulación del gobierno, pisoteo de los derechos de los trabajadores, etc.:

http://pablolopiz.blogspot.com/2010/12/estado-de-alarma.html?spref=fb
http://pablolopiz.blogspot.com/2010/12/estado-de-alarma.html?spref=fb
http://pablolopiz.blogspot.com/2010/12/estado-de-alarma.html?spref=fb

 

(no lo pongo aquí entero, porque ya sería el 3º post sobre los controladores esta semana, y no me gusta repetirme tanto, pero quizá este enlace es el más agudo).

Anuncios
Publicado en Política. Etiquetas: . 1 Comment »

Una respuesta to “Idiotas”

  1. Schubertd956 Says:

    La etimología no justifica el maluso ofensivo de una palabra. Hoy en día, “idiota” significa lo que significa. Por otra parte, en Grecia tenían más fácil la actividad política, gracias a sus abundantes esclavos.

    El artículo de Pablo Lópiz expone muchos argumentos y están documentados. Lástima que los utilice de manera exagerada (y en algunos casos ridícula: “los controladores apelaron a la salud”!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!).

    La intención general del artículo es alarmista:
    “El Estado, apoyado por una población fascista, ha sacado al ejército, ha sacado las pistolas y las cárceles. Ha desactivado los únicos mecanismos que tenían, la huelga y el derecho a dejar el puesto de trabajo. Pero aún no han acabado con lo que les mantiene a flote como gremio y como individuos, su unidad como colectivo. Sin embargo, no otro es el objetivo último del Estado en su tarea de destrucción total: arrasar lo común, aislar en una soledad irrevocable, sin apoyo alguno”

    Yo me pregunto, cuando acabe el estado de alarma y las cosas vuelvan a su cauce, ¿se disculpará Pablo por haberse equivocado alarmando a la población?

    Por lo que veo, cualquier artículo que esté bien escrito y que vaya contracorriente de alguna manera suscita una inusitada simpatía en los sectores instruidos.

    Pero, ojo, ni la mayoría tiene necesariamente la razón, ni está necesariamente equivocada. A veces, la interpretación más sencilla resulta más cercana a la verdad.

    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: