True Blood, qué serie más rarita !


Este verano empecé a ver True Blood y ya llevo la serie al día. Es una mezcla bastante curiosa (especialidad de la HBO) donde tenemos de ingredientes principales los vampiros y las criaturas fantásticas. A veces parece un episodio malo (ok, no hay ninguno bueno) de Embrujadas, con tanto culebrón, tanto “amor” y tanto bicho raro con maquillaje, pero es cierto que la serie engancha, aunque ni yo mismo sepa explicar porqué.

En el centro del meollo tenemos a Sookie, una camarera bastante tonta (y rubia) que resulta ser telépata y su noviete, Bill Compton, un vampiro que… adivinad: es bueno y está atormentado ! Alrededor de ellos un elenco de secundarios que va desde vampiros semidioses, a ex combatientes de la guerra más sonados que el Potro de Vallecas, marujas criticonas y gente que puede cambiar de forma a animal. Suena entre raro y cutre, y lo es.

Además de lo raro de la temática y personajes, la disparidad del casting también destaca: desde actores que no llegarían ni a la talla de una serie de Emilio Aragón, hasta grandes interpretaciones y profesionales de talento.

La ambientación para este pastiche me parece lo más acertada: un pueblucho de la norteamérica profunda del sur. Con su música country, sus bosques pantanosos, acentos sureños, animales salvajes, casas con la pintura roída por la humedad, superstición, telepredicadores y cantidades ingentes de catetos. Por otra parte tenemos el mundo de los vampiros: misterioso, atractivo, sensual, con un toque a lo matrix y supuestamente, con mucha gente guapa.

Todo esto está aderezado por mucha sangre, mucho sexo (del de verdad, con desnudos) y bastantes ridiculeces, que aunque seguramente clasifique a la serie como un producto para adultos, es en realidad perfecta para adolescentes. De ahí el éxito… o no.

En cuanto al desarrollo, la primera temporada parecía una serie con un trasfondo importante y una manera bastante elegante de hablar del racismo, el sexo, las drogas y otras cosas más “de adultos”, en la segunda se ha convertido en un hijo mutante de Embrujadas y Buffy Cazavampiros. Virtud o defecto ?

El caso es que me parece una serie bastante entretenida para el verano, con muy buenos momentos, y que en realidad no es más estúpida que otras series consagradas entre gafapastas, frikisguays y gente que va de inteligente. Sí, amigos, hablamos de la gente que ve, vanagloria y venera  Lost.

Mención especial merece la magistral secuencia de créditos del principio, muy en la línea de la de Dexter (quizá el mismo realizador?) que es sin duda lo mejor de la serie.

Y aunque Anna Paquin salga enseñando las tetas casi en cada capítulo, demuestre lo bien que sabe hacer de rubia teñida, tonta y entrometida, me quedo con Deborah Ann Woll, que es la más guapa y talentosa de la serie.

En fin, una serie de contrastes que no sé si os he animado a verla o a repudiarla. Ya me contaréis.

Anuncios

Una respuesta to “True Blood, qué serie más rarita !”

  1. k-ro Says:

    A mi me gusta bastante, la verdad. Pero ya sabemos que yo me engancho a casi todo lo que tenga capitulos… (incluidas Lost, Embrujadas e incluso las chicas Gilmore). Pero bueno eso que tambien la recomiendo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: